SISTEMA DIGESTIVO ANFIBIOS

En este punto es importante resaltar las diferencias entre el aparato digestivo de las larvas (renacuajos) y de los adultos. En las larvas de los Anuros el tubo digestivo comienza en la boca, donde no se observan dientes, sino filas de unas estructuras queratinosas denominadas queratodontes. Las mismas cumplen la función de raspar las superficies para obtener microorganismos de los cuales se alimentan los renacuajos, o en otros casos “roer” los detritos. A la boca le sigue el esófago ciliado, y luego el estómago, sin función digestiva (sólo almacenamiento). El intestino es delgado y muy largo, tiene forma espiral, reflejando una clara adaptación a la alimentación herbívora. En las larvas de los Urodelos, el tubo digestivo tiene más similitud con el del adulto, y el esófago ya exhibe peristaltismo (la dieta es en base a otros animales). En los anfibios adultos el aparato digestivo comienza en la boca, en cuya cavidad suele existir una lengua muscular. En la mayoría de los Anuros se destaca la presencia de una lengua protráctil que sirve como elemento para capturar las presas vivas, y se fija al piso de la boca por su parte anterior. En algunos Urodelos la lengua puede faltar, pero cuando está presente, es una estructura pegajosa que adhiere a las presas y ayuda a la deglución. Cuando existen dientes éstos son pequeños y de implantación acrodonta. La dentición es homodonta y polifiodonta. En algunas especies existen glándulas mucosas que secretan una sustancia que ayuda a la deglución, y pueden existir glándulas salivares. El esófago es corto y comunica directamente con el estómago; posee un epitelio ciliado con células caliciformes. El estómago posee cardias y es de forma elongada. Es un órgano muy distensible, con epitelio de secreción (HCl y pepsinógeno) que comunica con la primera porción del intestino delgado a través de un esfínter denominado píloro. El intestino delgado es recto en Urodelos y Gimnofionas, y enrollado en Anuros. Puede distinguirse una porción anterior, con función digestiva, donde desembocan los conductos del hígado y páncreas (porción duodenal); y una porción posterior, con funciones de absorción (porción ilíaca). El intestino grueso, que se encuentra enrollado, posee como función principal la resorción del agua. El aparato digestivo termina en la cloaca, en la cámara coprodeal; dorsalmente a ella hay otra cámara donde se acumula y concentra la orina, el urodeo. El aparato digestivo posee dos glándulas principales, el hígado y el páncreas. El primero es ancho y con grandes lóbulos en Anuros, y alargado y con lóbulos pequeños en Urodelos y Gimnofionas. Todos los anfibios poseen vesícula biliar. El páncreas está bien desarrollado y tiene funciones similares a las de vertebrados superiores.

Bibliografia

http://zvert.fcien.edu.uy/nuevos_cursos/practico_04_anfibios.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s